Follow:

Aumentar la Producción de Leche Materna – Cómo Hacerlo

como aumentar la producción de leche materna

Seguro que a muchas os ha pasado, tenéis una lactancia normal y de pronto comienza a haber un descenso en la producción de leche. La primera reacción es entrar en “modo pánico on” ¡YA NO TENGO LECHE! A ver ¡sosieeeeego! que sí que tenemos; lo último que tenemos que hacer es estresarnos porque el estrés sí puede reducir el suministro de leche.

Así que nos calmamos, cogemos aire y nos concentramos en qué podemos hacer para ayudar a aumentar la producción, aun así, no hay que sentirse mal si lo intentas y tienes que complementar con leche de fórmula; que nadie es mejor ni peor madre por dar teta o no. Pero yo en este post doy por supuesto que queréis seguir con la lactancia materna sin complementar con nada, que sería lo ideal.

Dicho esto, aquí os dejo 8 consejos que os pueden ayudar a aumentar la producción de leche materna de forma natural.

1. A demanda

lactancia materna a demanda

No hay nada que pueda aumentar más la producción como la succión del bebé. Hay que meterse en la cabeza que la única forma de que produzcamos la cantidad que nuestro bebé necesita en cada momento es dándole el pecho A DEMANDA, cada niño va pidiendo según necesita y nuestro cuerpo va producción en consecuencia; si pide más, hay que ponérselo al pecho más veces, de lo contrario, no tendremos la cantidad suficiente que demanda nuestro bebé. No hay que preocuparse si el pecho no parece lleno, si el bebé no recibe lo suficiente… de lo único que hay que preocuparse es de darle cada vez que pida, sobre todo hasta que se instaure la lactancia. Por tanto A DEMANDA.

2. Piel con piel

Si ves que baja la producción de leche, quítate la camiseta y el sujetador y deja al bebé sólo con el pañal. El contacto piel con piel es increíblemente útil en estos casos puesto que ayuda a liberar las hormonas que producen y eyectan la leche. Además, crea un vínculo muy especial con el bebé.

3. No hay tiempo

No programes el tiempo que tienes que darle, trata de darle al bebé ambos pechos en cada toma; comenzando siempre por el último que diste.

4. No utilizar chupetes

Los chupetes calman al bebé, pero también pueden reducir el hambre. En mi caso no he tenido problemas con el chupete en ninguno de mis hijos, pero sí hay quien ha notado mucha diferencia, así que es un punto a tener en cuenta si nuestra producción baja.

5. Dormir lo suficiente y estar relajado

Está claro que es más fácil decirlo que hacerlo con un recién nacido en casa, pero trata de dormir todo lo que puedas, hablamos de esto en todos los artículos sobre bebés, podéis ver algunos consejos para disfrutar más de la maternidad reciente. Todos los estudios demuestran que las mamás producen más leche cuando están descansadas y relajadas. Duerme cuando el bebé duerma. Pide ayuda a tus familiares y amigos para que te ayuden con la casa y las comidas. También puede ayudarte escuchar música tranquila, y ten confianza en que puedes y vas a amamantar con éxito a tu bebé.

6. Cuida tu dieta

Asegúrate de beber mucho líquido, procura tener una botella siempre cerca mientras amamantas. Asegúrate de comer lo suficiente para mantenerte al día con las exigencias de la lactancia; ya que vas a necesitar, al menos 500 calorías más al día.

7. Extractor de leche

extractor de leche materna

El bombeo puede ser una gran ayuda a corto plazo para estimular el pecho y producir más leche. Sé por experiencia que el bombeo constante ¡funciona de verdad! Da el pecho a tu pequeño y cuando ya no pida más, intenta vaciar el resto con el extractor. Podéis encontrar una gran variedad de extractores en el mercado, yo usé un sacaleches eléctrico de Philips Avent que me ayudó muchísimo los primeros días y me resultó muy cómodo, y en la consulta teníamos el extractor eléctrico de Medela del que la gente me ha hablado muy bien.

8. Asegúrate que la postura es la correcta

A veces, el problema de una baja producción es simplemente una mala postura a la hora de cogerse el bebé o un problema anatómico que impide un buen agarre. Todos estos problemas tienen fácil solución, para conseguir un mejor agarre del bebé acude a tu asociación de lactancia más cercana, ellos te ayudarán y verás como aumentan la producción. En el caso de un problema anatómico, la mayoría de las veces se puede solucionar yendo al osteópata, os dejaré pronto toda la info a la que yo recurrí sobre osteopatía infantil.

Espero que estos consejos os ayuden como lo hicieron conmigo y podáis disfrutar de una lactancia materna exitosa y a vuestro gusto. Además os recuerdo que si tenéis que tomar algún tipo de medicación mientras lactáis, debéis mirar qué medicamentos son compatibles con la lactancia.

¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de planes y viajes en familia y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más sorteos e info súper interesantes.
Instagram PULSAD SOBRE EL ICONO PARA SEGUIRME EN INSTAGRAM

SÍGUENOS Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

También te puede interesar...

Post antiguos Post nuevos

1 Comment

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: