Follow:

Mitos y Beneficios de ir A Contramarcha

Mitos y Beneficios de ir A Contramarcha

Durante mi visita al Bloggers and Family este año, tuve ocasión de acudir a una charla sobre las nuevas sillas a contramarcha de Britx-Romer que impartía Matias Masso. Fue realmente instructivo y estoy segura de que puede serviros a más de uno que estáis en la duda de hasta cuándo hay que llevar así a los niños, y sobre todo los beneficios de los que tanto se habla últimamente.

De modo que he pensado que podría veniros bien una guía con los beneficios de ir a contramarcha el mayor tiempo posible y los mitos que existen alrededor de poner la silla de los niños en contra de la marcha.

La orientación a contramarcha puede parecer una tendencia de moda en la crianza, pero os aseguro que no es una moda pasajera. Cada vez más padres llevan a sus hijos a contramarcha durante más tiempo, lo ideal sería hasta los 4 años. Pero, ¿por qué? Pues simplemente porque ¡los beneficios de la orientación mirando hacia atrás son muchos y la seguridad de nuestros hijos es mayor!

sillas a contramarcha

Ya os conté en mi blog de viajes, que según ley, los niños deben ir en sentido contrario a la marcha hasta los 9 kilos (alrededor de los 15 meses, más o menos), si utilizan sillas homologadas bajo la norma I-Size. Pero eso no quiere decir que sea lo adecuado ni lo más seguro para nuestros hijos, lo más seguro siempre es llevarlos a contramarcha el mayor tiempo posible, y como os decía antes, al menos hasta los 4 años, veamos por qué.

Los Beneficios de ir A Contramarcha

Más seguro que ir a favor de la marcha

Los niños que continúan yendo en sentido contrario a la marcha en el asiento trasero del coche, van 5 veces más seguros que los que van orientados hacia delante, y los niños menores de 2 años que van mirando hacia delante, tienen un 75% más de probabilidades de lesionarse en un accidente.

Técnicamente, todos estaríamos más seguros si viajáramos a contramarcha, pero evidentemente es imposible, por eso tenemos que acabar montando hacia delante en algún momento determinado… ¿cuándo? pues realmente mientras el niño quepa bien en esa posición y no tenga problemas para seguir yendo así. Si aguanta sin problemas hasta los 5 años, pues mejor que hasta los 4. NO hay discusión en eso, viajar en sentido contrario a la marcha es más seguro que hacerlo a favor de la misma… punto.

Más seguro para su columna

Hasta los 3 años de edad, la columna de los niños está hecha de huesos y cartílagos blandos, debido a esto la columna vertebral puede hacer muchos estiramientos, pero desafortunadamente la médula espinal no se estira igual de bien y puede romperse, lo que nos llevará a una parálisis e incluso la muerte. No es una idea bonita, pero es un pensamiento que probablemente te ayudará a mantener a tus hijos a contramarcha durante más tiempo. Cuando nuestro hijo va mirando hacia atrás, el asiento del coche ayuda a absorber más fuerza centrífuga para que nuestro hijo no tenga que hacerlo, esto ayuda a mantener esa médula intacta.

Menos muertes de niños

En Suecia, el 75% de los niños continúan mirando hacia atrás hasta por lo menos 4 años de edad. De 1999 a 2006, solo 4 niños que iban a contramarcha (menores de 4 años) murieron en accidentes y sus muertes no estaban relacionadas con la forma en la que estaban sentados (ya que sus muertes se debieron a incendios relacionados con accidentes, ahogamiento, etc.) Durante ese mismo período de tiempo, 6 niños que tenían menos de 4 años, pero que miraban hacia adelante, murieron. 3 de esos niños posiblemente hubieran sobrevivido si hubieran ido orientados hacia atrás.

Mitos de ir a contramarcha

1. Los niños estarán incómodos mirando hacia atrás: no es cierto, los niños que van a contramarcha hasta los 4 años o más allá, suelen doblar las piernas o las cruzan para que caber en el asiento pero no se sienten incómodos al hacerlo.

2. Los niños que van mirando hacia atrás pueden romperse las piernas en caso de accidente: curiosamente, los estudios demuestran que son los niños que van mirando a favor de la marcha los que se rompen más piernas en accidentes. E incluso si este no fuera el caso, una pierna yendo a contramarcha es mucho mejor que un cuello roto mirando al a favor ¿no?

3. Los niños que miran hacia atrás se marean más: en realidad el niño que se marea lo hace de una forma u otra, no depende de la posición en que esté sentado.

4. Mi hijo ya viaja mirando hacia delante, ahora no puedo cambiarlo: realmente no hay ninguna razón por la cual no puedas intentar darle la vuelta y ponerlo a contramarcha. Igual hasta te sorprende lo fácil que es el cambio; algunos niños no tienen problema en volver a mirar hacia atrás. En cualquier caso, ¿no sería mejor al menos intentarlo para llevarlo en la posición más segura?

5. Mi hijo es demasiado alto para ir a contramarcha: hay sillas realmente cómodas en el mercado para niños hasta 1,05 m de altura (alrededor de los 4 años) e incluso más, es cuestión de encontrar la silla adecuada para nuestro hijo, o al menos intentarlo.

6. El pediatra me ha dicho que ya puedo darle la vuelta: ¡No me malinterpreteis, los médicos son geniales, pero no son perfectos! Los médicos no siempre están al tanto de los últimos cambios en seguridad infantil. Sin mencionar que la seguridad en el asiento del automóvil no es un tema que generalmente surge en la escuela de medicina.

7. A contramarcha estarán menos seguros en una colisión trasera: solo el 4% de los accidentes son de impacto posterior y estos suelen darse cuando el vehículo está parado, lo que convierte el golpe en mucho más leve pues la inercia que se transmite a los pasajeros es mucho menor.

Está claro que los beneficios de llevar a los niños a contramarcha por lo menos hasta los 4 años y a partir de ahí, todo lo que se pueda, son excelentes. Puede que no sea normal (¡aún!), Pero ¿a quién le importa ser normal? Además, ¿no preferirías ser raro con niños mejor protegidos de lo normal?

Si buscáis silla a contramarcha con la que poder llevar a niños más allá de los 4 años, existe la Britax May Way, que permite llevar a niños en contra de la marcha hasta los 25 kilos (6-7 años).

Espero que os sirva de guía y os ayude a tomar una decisión a la hora de llevar a vuestros hijos a contramarcha el mayor tiempo posible.

¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de planes y viajes en familia y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más sorteos e info súper interesantes.
Instagram PULSAD SOBRE EL ICONO PARA SEGUIRME EN INSTAGRAM

SÍGUENOS Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

También te puede interesar...

Post antiguos Post nuevos

No Comments

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: