anestesia epidural en el parto

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Para muchas futuras mamás, hay una parte negativa sobre el embarazo que se avecina en sus mentes: el dolor de parto.

Para aliviar algunas de las molestias durante este tiempo, muchas mujeres embarazadas consideran una epidural como su método preferido para aliviar el dolor durante el parto. Sin embargo, antes de solicitar una epidural, es importante que conozcas los diferentes beneficios y riesgos.


Si eliges una anestesia epidural, el método más popular para aliviar el dolor durante el parto, es bueno tener una idea de qué esperar de ella.

¿Qué es la anestesia epidural?

Una epidural es una anestesia regional que solo bloquea el dolor en un área determinada. Por lo general, se administra a través de un pequeño tubo en la parte baja de la espalda. Para esto, la mujer se sienta ligeramente doblada o acostada de lado. Es importante estar lo más relajada posible y no estar rígida, de lo contrario puede doler cuando se inserta la aguja.

anestesia epidural

Este medicamento bloquea los impulsos nerviosos en la columna, lo que disminuye la sensación en la región inferior del cuerpo. El catéter se dejará en su lugar hasta que nazca el bebé para que se pueda administrar medicación adicional si es necesario. Este tratamiento debe ser administrados por un anestesista.

De forma general, la anestesia epidural puede ponerse en todas las mujeres, sin embargo, debes recibir información detallada sobre los pros y los contras por adelantado. El procedimiento debe usarse cuando el parto ya está en pleno apogeo y el cuello uterino está suficientemente dilatado (entre 3 y 4 cm de dilatación y al menos 3 contracciones cada 10 minutos).

Hay casos especiales en los que no es posible y/o conveniente poner la epidural, especialmente si la coagulación de la futura madre está alterada o en casos de septicemia.

¿Cuales son los beneficios de la anestesia epidural?

Hay varios beneficios asociados con este procedimiento. Uno de las más importantes es que reduce significativamente el dolor que se siente durante el parto, pero la mujer aún puede sentir contracciones.

El alivio del dolor se nota en poco tiempoAlgunas mujeres encuentran que su experiencia de dar a luz fue mucho más positiva y sin dolor en comparación con aquellas que no recibieron la epidural.

Otro beneficio es que la futura madre puede estar alerta durante el parto y tener la mente despejada, lo cual es importante para muchas mujeres, ya que eso les ayuda a mantener el control durante el proceso y tener recuerdos claros.

¿Cuáles son las desventajas y los riesgos?

Las epidurales en general son un procedimiento muy seguro, sin embargo, existen efectos secundarios y complicaciones. Uno de los efectos secundarios más comunes asociados con este procedimiento es la disminución de la presión arterial. Durante el proceso de trabajo de parto, el anestesista controlará regularmente la tensión para asegurarse de que no haya descensos y que el bebé reciba una cantidad saludable de flujo sanguíneo. Si la presión arterial baja, es posible que se necesiten medicamentos para tratar el problema.

Poner la epidural significa que ya no podrás levantarte de la cama. Además, es necesario un monitoreo más estricto.

Otros efectos secundarios que se pueden dar incluyen: náuseas, temblores, zumbidos en los oídos, dolor en la espalda y problemas para orinar. Algunas mujeres pueden sentir entumecimiento persistente horas después del parto. En casos muy raros, puede haber daño nervioso permanente donde se colocó el catéter, las reacciones alérgicas o la meningitis también se encuentran entre las complicaciones poco frecuentes.

Otro efecto secundario extremadamente raro es la fuga de líquido cefalorraquídeo que puede causar un dolor de cabeza muy doloroso.

¿Cuáles son los efectos en la mamá y el bebé?

Esta forma de alivio del dolor puede hacer que el trabajo de parto y las contracciones disminuyan. Si esto ocurre, se pueden administrar medicamentos para acelerar el proceso de parto.

epidural y parto respetado

Si bien se debe hacer más investigación sobre el tema, la cantidad de medicamento absorbida por el bebé no se considera dañina. La investigación no es concluyente sobre los efectos en el feto. Aunque existen posibles efectos secundarios asociados con este procedimiento y no alivia el 100% el dolor y la incomodidad, muchas mujeres encuentran que los beneficios de una anestesia epidural superan con creces los riesgos.

¿Y tú? ¿Elegiste ponerte una anestesia epidural? Cuéntanos tu experiencia para compartirla con otras mamás recientes.

Stock Photos from Rehan Qureshi/Shutterstock


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.