Cómo animar a los niños a compartir

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Los niños tienen dificultades para compartir, especialmente los niños pequeños. Es algo que forma parte de su naturaleza, de su crecimiento, y no siempre podemos encontrar la forma de que compartan hasta que lleguen a cierta edad.

Hay varios consejos que puedo darte sobre cómo animar a los niños a compartir, pero ten en cuenta que no todos funcionarán con todos los niños.


Cómo animar a los niños a compartir

Cómo animar a los niños a compartir

  • Comprende que tu hijo puede ver las cosas como suyas. Los niños muy pequeños tienen dificultades para compartir cosas porque las ven como suyos. Por ejemplo, una niña de un año tendrá dificultades para compartir a su mamá y su papá porque son de ella, mientras que una niña de dos años puede tener dificultades para compartir su peluche con otro niño; para ella, el peluche es parte de ella misma y, por lo tanto, nadie más puede tocarlo.
  • Ten claro cuándo debería poder compartir. Los niños menores de 2 años prefieren jugar en paralelo cuando juegan junto a otro niño, pero no con otros niños. A medida que crezca y juegue con otros niños, aprenderá a compartir sus juguetes. Incluso a los 5 años, solo puede compartir de forma selectiva, lo que significa que solo compartirá cuándo y lo que quiera compartir.
  • Elige un juguete que no tendrá que compartir. Si tu hijo tiene un juguete especial al que está adherido, puedes hacer de ese artículo una excepción. Por lo general, esto solo funciona una vez que los niños con capaces de entender y razonar, alrededor de los dos o tres años de edad. Tú y tu hijo escogéis un juguete que no tendrá que compartir con otros niños, pero explícale que sí tiene que compartir los otros juguetes. Es posible que tengas que recordárselo varias veces durante el tiempo de juego.
  • No obligues a tu hijo a compartir. Puedes alentarlo a compartir, pero si le quitas un juguete y se enfada, es posible que se vuelva más resistente a hacerlo. Si esto sucede a menudo, es posible que ya nunca quiera compartir. Siempre puedes pedirle que comparta sus juguetes y lo alientes, pero nunca lo fuerces.
  • Compartir es una calle de dos vías. También debes asegurarte de que las mismas reglas se apliquen al otro niño. Por ejemplo, ambos tienen que compartir y turnarse. Si un niño se ve obligado a compartir, mientras que el otro no lo está, esto puede causar problemas entre los dos niños. Los dos acabarán no queriendo compartir porque uno pensará que todo se le debe dar, mientras que el otro sentirá que se les está quitando todo.
  • Modela el comportamiento que quieres que tu hijo copie. Los niños aprenden mejor con los ejemplos, por lo que si tu hijo te ve compartiendo con otros, será más probable que copie ese comportamiento y sea menos reticente a compartir.
  • Jugar a juegos de compartir. Dale a tu hijo algunos juguetes a los que haya que jugar en grupo, como bloques de construcción, y anímalo a compartir con los otros niños. Elógialo cada vez que comparta. Quieres mostrarle que compartir es normal y puede ser muy divertido.
  • Usa un temporizador si es necesario. Si hay un juguete con el que dos niños quieren jugar (lo que sucederá a menudo) puedes usar un temporizador. Explícales que cuando el temporizador suene, el otro niño juega con el juguete y cuando el cronómetro vuelve a sonar, puede recuperarlo durante un rato.
  • No tienes que intervenir de inmediato. Si los niños comienzan a discutir por un juguete, que intentes resolverlo. La resolución de problemas es una lección importante que los niños necesitan aprender, y si intervienes y lo resuelves de inmediato, no aprenderán cómo resolver estos problemas. Dale algo de tiempo. Puedes ayudarle a resolver el problema ofreciendo alternativas, como «pregúntele a tu amigo si ha terminado de jugar con él» o «cuando tu amigo haya terminado de jugar con el juguete, puedes jugar con él».
  • Prepárate para los que no comparten. Si sabes que tu hijo tiene problemas para compartir y va a venir un amiguito a casa, pídele a los padres que traigan algunos juguetes. Del mismo modo, si vas a otra casa y sabes que el niño tiene problemas para compartir, lleva algunos juguetes contigo. Los niños no pueden resistirse a las cosas nuevas, por lo que tener nuevos juguetes fomentará el compartir. Puedes decir algo como «si quieres jugar con sus juguetes, tienes que compartir los tuyos». Los niños estarán más interesados ​​en compartir porque están jugando con un juguete «nuevo» y no con sus juguetes «viejos».

Cómo animar a los niños a compartir

Enseñar a los niños a compartir puede ser un desafío, pero al final vale la pena porque les enseña habilidades valiosas para la vida. Es importante respetar sus decisiones y su espacio, y nunca obligarles, llegará el momento en que estarán maduros y compartirán sin que les tengas que decir nada.

¿Tuviste problemas para animar a tus hijos a compartir? ¿Qué hiciste para ayudarles?

Stock Photos from Rehan Qureshi/Shutterstock


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.