hablar de sexo con nuestros hijos

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Un área que a muchos padres se nos atraganta a la hora de hablar con nuestros hijos, es el sexo. Quizá por cómo nos han educado, es una conversación que puede resultarnos difícil emprender.

Lo triste es que con el mundo digital de hoy en día, muchos padres simplemente dejan que los niños encuentren información a través de internet. Desde mi punto de vista, esto no es una buena solución porque tu hijo puede terminar con información falsa, o incluso con más preguntas de las que empezó. Hablar con de sexo con nuestros hijos es muy importante, y no importa cuándo empieces, más vale tarde que nunca.


Si empiezas a hablar de sexo como algo normal y desde bien temprano, será mucho más fácil hacerlo conforme vaya creciendo. Solo debes tener en cuenta la edad de tu hijo para comprender lo que le explicas.

Cómo hablar de sexo con nuestros hijos según la edad

De 2 a 3 años: es importante enseñar a tus hijos las palabras correctas para partes del cuerpo, como pene y vagina. Llamar a cada cosa por su nombre, te hará sentir más cómodo al hablar de ello y hará que tu hijo se sienta cómodo hablando contigo.

De 3 a 4 años: tu hijo puede entender de donde viene un bebé, pero no entenderá los detalles de la reproducción. Es probable que en esta edad se toque los genitales o sienta curiosidad por los de otros niños. Es normal que esto ocurra, pero hay que enseñarle lo que es correcto y cuándo. Debes enseñarle que puede explorar su cuerpo y sus zonas íntimas sin ningún problema, pero debe saber que es algo que no debe hacer en público.

Cómo hablar de sexo con nuestros hijos

De 4 a 5 años: a esta edad, tu hijo puede entender cómo nace un bebé, pero quizá es pronto para darle una explicación literal. Simplemente adhiérete al hecho de que «las mujeres tienen un útero donde se desarrolla el bebé y cuando está listo para salir, el útero empuja al bebé a través de la vagina». También es el momento de enseñarle que NADIE puede tocar sus «partes privadas», ni siquiera los familiares o amigos; solo los sanitarios, cuando hay una exploración médica y con el permiso de los padres, estando ellos presentes.

De 5 a 6 años: tu hijo puede empezar a entender cómo se hace un bebé. Por ejemplo, puedes decirle que las mamás y papás pueden hacer un bebé. Si tiene más preguntas, puedes explicarle que una pequeña célula dentro de papi llamada esperma se une con una pequeña célula dentro de mami llamada óvulo.

De 6 a 7 años: ahora tu hijo puede entender los conceptos básicos de la relación sexual y su propósito. Puedes explicarle que los hombres y las mujeres fueron creados para encajar como una pieza de un rompecabezas, que el pene y la vagina están diseñados para encajar y, cuando lo hacen, se puede crear un un bebé. También puede explicarle que el sexo es una de las formas en que dos adultos pueden demostrar que se aman.

De 8 a 9 años: a esta edad, es muy probable que tu hijo haya escuchado hablar sobre el sexo de amigos o a través de los medios de comunicación, y haya aprendido que es un aspecto importante de la vida. Ahora también es un buen momento para hablar con él sobre la violación, simplemente explicando que la violación es cuando alguien obliga a otra persona a tener relaciones sexuales cuando no lo desea.

De 9 a 11 años: esta es una edad importante para hablar con tu hijo sobre los cambios que ocurren durante la pubertad. También comenzará a desarrollar sus propios valores, por lo que tendrás que ir cerciorándote de que la información que tiene sea precisa y veraz.

Criar y educar con empatía

Como con todas las facetas de los niños, cada padre sabe cuándo sus hijos están o no preparados para algo, ten en cuenta también este punto a la hora de hablar con ellos sobre este tema.

El hecho de que tu hijo pueda manejar estos temas en estas edades no significa que tengas que iniciar una conversación de la nada. Si haces esto, quizá acabe haciéndote más preguntas de las que estás preparado para responder. En su lugar, espera a que el tema surja de forma natural y responde las preguntas según corresponda. Por ejemplo, es posible que tu hijo no tenga preguntas sobre de dónde viene un bebé hasta que alguien cercano tenga un bebé o se quede embarazada.

Cuando se trata de hablar con tus hijos sobre el sexo, lo mejor es no rechazar sus preguntas ni obviarlas; respóndelas tan honestamente como puedas, y si no sabes la respuesta, simplemente dile que no lo sabes, pero que la buscarás y retomaréis el tema.

¿Cómo hablas con tus hijos sobre sexo? ¿A qué edad empezaste a hablar con ellos sobre este tema?

Stock Photos from Rehan Qureshi/Shutterstock


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.