contracciones de parto

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Puedes sentirte confusa tratando de descubrir si la contracción que sientes en tu barriga es una contracción de Braxton Hicks o una verdadera contracción del parto.

¡Buenas noticias, no estás sola! Como enfermera de obstetricia, he visto a muchas mamás venir al hospital pensando que están en pleno trabajo de parto cuando realmente tienen contracciones de Braxton Hicks.


En primer lugar, ¿qué es una contracción? Tu útero es un músculo grande en el que vive tu bebé. La contracción hace que el músculo uterino se flexione y apriete. Pon la mano alrededor de tu bíceps, ahora haz fuerza con el brazo y vuelve a soltar. ¿Notas cómo se pone duro y firme? Así es como se nota el útero durante una contracción.

Entonces, ¿cómo saber cuándo tienes contracciones de parto o de Braxton Hicks? Hay algunas formas de notar la diferencia.

¿Cómo se notan las contracciones de Braxton Hicks?

Las contracciones de Braxton Hicks se consideran las contracciones de «calentamiento» durante el embarazo. Estas contracciones son un endurecimiento del útero que generalmente no son tan dolorosas como las de parto y no causan cambios cervicales.

En la mayoría de los casos, se notan en la parte superior del útero y duran entre 30 y 60 segundos, aunque pueden durar más. La mayoría de las madres las describen como incómodas, pero no dolorosas.

contracciones de Braxton Hicks

Desafortunadamente, pueden empezar en el segundo trimestre de embarazo y continuar hasta el parto.

Algunas características de las contracciones de Braxton Hicks es que son:

  • Irregular: vienen a intervalos aleatorios y no podrás predecir cuándo empezarán de nuevo.
  • Peor con la actividad: cuanto más te mueves, más puedes notar las contracciones de Braxton Hicks.
  • Más frecuente con la vejiga llena: a veces, si la vejiga está llena, puede causar contracciones de Braxton Hicks.
  • Mejor con descanso y agua: si te sientas a descansar y las contracciones se reducen o desaparecen, es probable que no sean contracciones de parto.
  • No se hacen más fuertes ni más intensas: las contracciones de Braxton Hicks generalmente mantienen la misma intensidad y no se vuelven más dolorosas.

Estas contracciones pueden ser molestas e incómodas, pero no estás en trabajo de parto. No hay mucho que puedas hacer para detenerlas, además de tomarlo con calma, cambiar de posición y rehidratarte.

beber durante el embarazo

Cómo se notan las verdaderas contracciones de parto

Las contracciones de parto son contracciones que ocurren a intervalos regulares, se vuelven más intensas y producen cambios cervicales. No importa lo que hagas, las contracciones no se detienen o se vuelven más dolorosas.

Pueden irradiarse desde la espalda hacia delante y tienen una mayor intensidad que las de Braxton Hicks.

  • Contracciones leves: serán incómodas, pero generalmente puedes caminar y hablar mientras las tienes.
  • Contracciones moderadas: es posible que tengas dificultades para hablar mientras tienes una de ellas, y te obligarán a pararte y respirar.
  • Contracciones fuertes: son mucho más dolorosos e incómodos. Es casi imposible hablar y te resultará difícil concentrarte en nada más que la contracción.

Cuándo ir al hospital

Puede ser complicado decidir cuándo ir al hospital cuando se tienen contracciones.

tiempo entre contracciones

Deberías acudir si:

  • Si tienes contracciones regulares, aproximadamente cada 2-3 minutos.
  • Las contracciones se vuelven más intensas y se hacen más fuertes.
  • No puedes quedarte quieta durante las contracciones porque son dolorosas.
  • Notas un chorro de líquido o un goteo constante que no puedes controlar.

No es necesario ir al hospital si:

  • Las contracciones son irregulares e impredecibles.
  • Notas las contracciones, pero no son incómodas.
  • Eliminaste el tapón mucoso pero no notas ninguna contracción.

En caso de duda, SIEMPRE consulta a tu médico, tu matrona o ve a urgencias. Especialmente si estás de menos de 37 semanas y tiene contracciones regulares. Tu matrona puede ayudarte a determinar si es la hora de traer al mundo a tu bebé o si estás calentando para el parto.

¿Y tú? ¿Tuviste contracciones de Braxton Hicks? ¿Supiste diferenciarlas desde el principio? Cuéntame tu experiencia en los comentarios.

Stock Photos from Rehan Qureshi/Shutterstock


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.