Gastronteritis en niños qué hacer y cómo actuar

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Creo que una de las peores cosas de ser padre es tener que limpiar vómitos. Incluso siendo enfermera, la palabra vómito me hace encogerme por dentro.

Recuerdo la primera vez que mi hijo tuvo una gastronteritis. Tenía tres años y parecía que hubiese guardado dentro todo el río Nilo ¡Virgen Santa lo que pudo salir por esa diminuta boca en 20 segundos!.


Te aseguro que una de mis primeras reacciones fue, ¡necesito llamar a mi madre para que me ayude a limpiar esto! De verdad te lo digo, eso es lo que quería hacer. Pero evidentemente mi sentido común se impuso (y también el hecho de que mi madre estaba de viaje a 600 km de mi casa), así que no era una opción. Estaba sola ante aquella inmensa marabunta de vómito. Ni siquiera estaba segura de cómo cuidarlo. ¿Podría comer? ¿Beber?

Gastronteritis en niños, qué hacer y cómo actuar

La mayoría de niños contraerán un virus estomacal, al menos una vez, antes de los cinco años. El Norovirus (también conocido como gripe estomacal) siempre está presente, pero parece más común durante el invierno y la primavera. Recuerdo un año en que los 5 nos turnamos para coger el virus. Hubo un período de 3 días donde mi lavadora y mi secadora funcionaron sin parar. Incluso pensé en llamar al Libro Guinness de los Récords para ver si eso calificaba para algún tipo de registro de lavandería.

Qué hacer cuando tu hijo vomita

Estos son mis consejos para consolar a un niño enfermo y limpiar las consecuencias de la gripe estomacal.

Los síntomas de este virus pueden durar de 1 a 3 días, pero es importante que hables con el pediatra de tu hijo para que esté al tanto y que pueda darte sus consejos médicos.

gripe intestinal

  • Primero lo primero: no te asustes. Vomitar es una experiencia aterradora para la mayoría de los niños, así que trata de estar tranquila y serena. Cuando mis hijos eran pequeños, no entendían lo que estaba pasando y por qué su cuerpo se encontraba tan mal. Hice todo lo posible para consolarlos y proporcionarles una explicación simple: «Tu barriga está enferma», «Tu barriga se está deshaciendo de los gérmenes», «Puedes vomitar nuevamente en unos minutos». Les tranquilizaba y les aseguraba que iba a estar con ellos y cuidarlos mientras estuviesen enfermos, no tenían nada que temer.
  • Una vez que el episodio de vómitos de tu hijo haya terminado (al menos por el momento), quítale la ropa sucia. Dale un baño tibio. Vístelos con ropa limpia y cómoda. Continúa manteniéndolos lo más limpios posible, lo que puede ser un desafío mientras se encuentran en las primeras (y peores) etapas de un virus estomacal.
  • Prepárate para ayudar a tu hijo a ir al baño o ayudarle con la palangana si comienza a sentirse enfermo de nuevo. Lo más probable es que tu hijo vomite cada 5 a 30 minutos durante las primeras horas.
  • Anima a tu hijo a descansar y dormir. Si se acuestan y duermen, es lo mejor. Si no, trata de hacer que al menos se quede quieto. Ponle la tele con su programa o película infantil favorita, déjale un rato la tablet, léele.
  • No permitas que tu hijo coma alimentos sólidos. Una vez que haya pasado lo peor del vómito, evita la deshidratación con una ingesta de preparados ricos en sales y azúcar (caseros o suero oral preparado). Le ayudarán a prevenir la deshidratación leve a moderada al reemplazar minerales y nutrientes vitales que se pierden debido al vómito y la diarrea. Yo le doy solo un sorbo o dos al principio, hasta que veo que van tolerando poco a poco.
  • Limpia y desinfecta las superficies de la casa para evitar la propagación de gérmenes y detener el virus. Desafortunadamente, los gérmenes del Norovirus (gripe estomacal) pueden ser realmente difíciles de matar. Pueden vivir durante mucho tiempo en las superficies. Dos limpiadores que han demostrado matar el Norovirus son el cloro y el peróxido de hidrógeno.
  • Lava las sábanas, toallas, ropa…, sucios. Primero, enjuaga los artículos sucios con vómito lo mejor que puedas para eliminar las partículas sólidas. Luego lava con agua caliente y detergente. Agrega una taza de vinagre a cada carga para ayudar a eliminar los olores residuales.

Mientras tanto, es de esperar que tu hijo haya dejado de vomitar por completo y haya empezado a encontrarse mejor. Cuando esté listo para intentar comer alimentos sólidos nuevamente, comienza con una dieta blanda (arroz, puré de manzana, tostadas).

Tratar con un virus estomacal no es divertido para nadie. Como padres, debemos mantenernos fuertes, incluso cuando estamos completamente asqueados por todo el vómito. Lo más importante es controlar a tu hijo enfermo y ayudarlo a sentirse lo más cómodo posible.

¿Tienes algún consejo para lidiar con la gastronteritis en niños? No dudes en compartir tu consejo con nosotros en los comentarios.


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.