terrores nocturnos

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

Muchos de nosotros estamos familiarizados con las pesadillas o los malos sueños, los tenemos de vez en cuando y luego se pasan al despertar, pero los terrores nocturnos son algo completamente diferente.

Mi hijo mayor siempre ha sido sonámbulo, se levantaba de la cama y nos liaba unas impresionantes, pero el principal problema llegó cuando comenzó con los terrores nocturnos. Solía empezar a gritar en mitad de la noche sin ninguna razón. Se sentaba en su cama y gritaba: «¡Bájame, déjame solo!» Y las primeras veces me asusté mucho porque estaba totalmente dormido.


Los terrores nocturnos, ¿qué son?

En ese punto, es cuando los terrores nocturnos se diferencian de un mal sueño o de las pesadillas. Los malos sueños pueden dar miedo y despertar a tu hijo en mitad de la noche. Sin embargo con los terrores nocturnos, es posible que tu hijo ni siquiera se despierte; comenzará a gritar y actuar como si estuviera despierto, pero no lo está.

Los terrores nocturnos ocurren durante un sueño profundo, por lo que al día siguiente no se acuerdan de nada, como sí puede ocurrir con las pesadillas.

Suelen aparecer con mayor frecuencia entre los 4 y los 12 años, pero se sabe que ocurren en niños de hasta 18 meses. Solo alrededor del 3-6% de los niños padecen este tipo de terrores, y pueden tener solo uno o varios antes de que se detengan por completo. Con el tiempo desaparecerán por sí solos a medida que el sistema nervioso de tu hijo madure.

Qué hacer con este tipo de sueños

No hay tratamiento ni forma de prevenirlos, pero hay algunas cosas que puedes hacer para ayudar a reducir la posibilidad de que tu hijo los experimente.

Dormir siempre en el mismo sitio y acostarse a la misma hora, parece que puede ayudar a que no aparezcan, debido a la reducción del estrés. También puedes intentar asegurarte de que descanse lo suficiente durante el día, porque estar demasiado cansado puede ser un desencadenante.

¿Alguna vez ha tenido tu hijo terrores nocturnos? ¿Te asustaste tanto como yo la primera vez que los tuvo mi hijo?


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

2 COMENTARIOS

  1. Mi hijo pequeño los padece desde muy pequeñito, tienen 5 años y la verdad que es horroroso, habla, chilla, patalea, llora, se pelea, se sienta en la cama y todo eso sin que haya forma de despertarlo ni calmarlo. La pediatra me dijo que lo dejara estando al tanto de que no se hiciera daño. La verdad que después de un ratito se queda otra vez dormimos como si nada. Hay noches que le da un par de veces, otras que nada. Hay semanas de más episodios y otras que ninguno. Pero las primeras veces eran angustiosas para mí

    • A mí me pasó igual con el mayor y la verdad es que a los 6 años, igual que llegaron, desaparecieron. Espero que se le pasen muy pronto a tu peque.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.