recuperación postparto

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

El mejor plan de recuperación postparto para para que puedas concentrarte solo en ti y tu nuevo bebé.

¡Felicidades! ¡Tu bebé ya está aquí! Esos primeros días después del parto son emocionantes, aterradores y maravillosos, ¿a que sí?

Sé que ahora mismo te estás sumergiendo en los cambios de pañales, intentando dominar la lactancia y durmiendo mas bien poco.


Así que he reunido 13 de los mejores consejos de recuperación postparto para ayudarte a cuidar tu cuerpo después de tener a tu bebé.

Cuidados de enfermería postparto

Sé que te preguntas cuándo vas a volver a la «normalidad»; pero ten en cuenta que el parto es un gran trauma. Por lo tanto, dedica suficiente tiempo y asegúrate de consultar con tu ginecólogo, tu matrona o el pediatra cualquier duda o preocupación que puedas tener sobre ti o tu bebé.

Durante las primeras seis semanas después del parto, estás oficialmente en recuperación, ¡aunque algunos estudios dicen que puede llevar hasta un año!

La primera semana después del parto puede ser increíblemente intensa. Estás pasando por todo tipo de cambios físicos y emocionales, y tratando de dominar la lactancia materna.

Cesárea:  si tuviste una cesárea, es probable que pases las primeras 72 horas en el hospital. A partir de las 6-8 semanas, ya podrás incluso conducir con normalidad y empezar a hacer ejercicio suave, ¡pero primero consulta con tu médico y tómate las cosas con calma! ¡Recuerda que has tenido una cirugía MAYOR!

Parto vaginal: el sangrado y el dolor pueden tardar entre 3 y 6 semanas en parar, dependiendo de si te rasgaste o te hicieron episotomía. Si tienes puntos de sutura, suelen tardar en 8 y 10 días en quitártelos. A partir de la sexta semana, lo normal es que ya puedas empezar a hacer ejercicio, pero como siempre, consulta con tu médico.

Si has tenido un parto natural, puedes ver estos consejos para recuperarte tras un parto vaginal.

Y recuerda que algunos síntomas postparto pueden tardar semanas o incluso meses en desaparecer, como la caída del pelo.

Escucha a tu cuerpo y recuerda que te estás recuperando de un cambio físico y emocional importante, y tienes que adaptarte a tu nueva vida como madre.

Plan de atención postparto

1. Toma baños de asiento

Me encanta un baño de asiento para la recuperación posparto: puede acelerar la curación postparto.

Si nunca has visto uno, un baño de asiento es una pequeña bañera portátil que puedes poner en el inodoro o el bidé, para poder meter dentro el periné de manera segura y fácil.

El baño de asiento te ayudará a sanar los puntos, acelerará la curación al estimular el flujo sanguíneo y mantendrá limpia la zona sin pasar dolor.

Sumérgete hasta 20 minutos al día. Y puedes agregar sales de epsom, hamamelis, aceites esenciales. También puedes usar productos de higiene íntima como Rosalgin o Vagisil.

2. Mantén la zona limpia

¡Esto es algo básico! Pero si has tenido un parto vaginal, deberás mantener aun más limpia esa zona. Especialmente si tienes puntos.

Así que asegúrate de abastecerte de compresas posparto y braguitas de algodón para ayudar a tu recuperación postparto.

bragas algodón postparto

El algodón es excelente porque es transpirable, lo que te ayuda a estar más cómoda y fresca. Y sobre todo, te ayudará a evitar infecciones.

3. Usa una botella Peri

¡Orinar después del parto puede parecer una tortura! Pero una botella Peri puede aliviar algo del dolor y ayudarte a mantenerte limpia, especialmente si tienes puntos.

4. Toma algún laxante

Con todo lo que acabas de pasar, la idea de ir al baño puede parecer una tortura. Así que, habla con tu médico y pídele que te recete algún laxante para  ayudarte a ir al baño y no pasarlo tan mal durante los primeros días.

Y no olvides mantenerte hidratada, la deshidratación hará que ir al baño sea aún más incómodo.

Otro truco que puede funcionar, es colocar un taburete bajito para poner los pies y así mantenerlos ligeramente levantados mientras vamos al baño, esto ayuda a la evacuación intestinal.

taburete de baño

Es un artículo barato y que además podrá usar tu peque cuando empiece a ir al baño.

5. Hazte un kit de lactancia materna

Al mismo tiempo que te estás recuperando del parto, están intentado dominar la lactancia materna, y aunque ésta es natural, no siempre es fácil.

Así que intenta encontrar tiempo para crear un kit de lactancia materna que puedas tener siempre a mano (esto es algo que puede hacer el papá). Ponlo junto al sofá o tu silla de lactancia para tener a mano todos los elementos siempre que los necesites.

Cosas que puedes necesitar:

Crema para pezones: ¡El dolor de los pezones agrietados es absolutamente horrible! Cómprate una crema para pezones de buena calidad. Es ideal para las madres que amamantan y no necesitas limpiarlo en cada toma. No olvides poner un tubo en tu bolsa de pañales para cuando estés fuera de casa.

Discos de lactancia: son excelentes porque te mantienen seca y no se ven a través de la ropa. Hay discos de lactancia de usar y tirar e incluso reutilizables. Elige los que más se adapten a ti, pero no escatimes en ellos.

Extractor de leche: al principio puede ayudarte mucho a reducir y aliviar la incomodidad de los pechos llenos, y luego te vendrá genial para extraerte la leche y guardarla para los momentos en que no estés en casa.

No tiene que ser nada lujoso: ¡una bomba manual simple puede ser tu nueva mejor amiga! Pero hay muchos modelos también de sacaleches eléctricos. Simplemente elige el que pienses que vas a usar más cómodamente.

Sujetador de lactancia: ¡un sujetador de buena calidad es imprescindible! Piensa que vas a estar usándolo mucho durante el día y la noche, y además es importante que realice un adecuado sostén.

Puedes consultar algunas de mis publicaciones sobre lactancia materna para conseguir más consejos útiles:

6. Cuídate

Sé que estás ocupada. Y sé que quieres empaparte de cada dulce segundo de olor a bebé, ¡mmmm!

Pero tómate tu tiempo para cuidarte. Los siguientes cinco consejos te ayudarán a crear una rutina de autocuidado.

7. Come bien

Comer alimentos nutritivos regulares ayudará a tu cuerpo a recuperarse y satisfacer tu hambre durante lactancia materna.

No te preocupes si no llenaste el congelador con 3 meses de comidas antes de que naciera el bebé. Ahora sería un buen momento para invertir en una olla instantánea o un robot de cocina, te asegura que ayudan ¡y mucho!

Pero también hay algo más barato de lo que  puedes tirar, ¿tus padres y suegros no quieren ayudar en algo? Pues ya saber, puedes pedirles que te traigan la comida todos los días, ¡¡eso sí es una ayuda!! Así podrás dedicar más tiempo a tu recuperación y a cuidar de tu bebé.

8. Mantente hidratado

Beber suficiente agua es esencial para amamantar y, afortunadamente, también ayuda a perder el peso que te ha quedado tras el embarazo. ¡Doble victoria!

Ten una botella de agua a mano todo el día: las botellas tipo termo son geniales porque el agua se mantiene fresca aunque esté fuera de la nevera varias horas.

botellas de agua termo

9. Toma tus vitaminas

Muchos médicos recomiendan seguir tomando vitaminas prenatales, especialmente si estás amamantando.

10. No olvides tus citas médicas

Sé que estás ocupada, cansada y estresada. Pero debes ir a tus controles postnatales. Y no tengas miedo de preguntar sobre cualquier cosa que te preocupe.

11. Duerme lo suficiente

¡Sé que es difícil! Pero estás pasando por grandes cambios físicos y emocionales y tu cuerpo necesita dormir. Pide ayuda a tus familiares y amigos, pueden llevar a pasear a tu bebé durante un ratito mientras tú duermes o descansas. Y por favor no pienses que tienes que hacer todo sola.

Recuperación de cesáreas posparto

cicatriz de cesárea

Una cesárea es una cirugía abdominal mayor, no olvides eso en ningún momento mientras te recuperas.

12. Muévete cuando puedas

A partir de la semana 6-8, tu médico te dirá que puedes empezar a hacer ejercicio, pero desde que te encuentres bien, puedes caminar. Así que intenta salir a pasear con tu bebé, eso será beneficioso para los dos.

13. Acelera la cicatrización

Una cesárea no es un paseo por el parque. Pero el dolor no dura para siempre y te aseguro que todo pasará.

Puedes usar algún reductor de cicatrices para acelerar el proceso, aunque debes tener en cuenta que llevará su tiempo, y no son mágicos.

Consejos de recuperación postparto

Ahí los tienes: 13 consejos rápidos de recuperación postparto.

Acabas de hacer algo increíble, mamá. Recuerda tomarte un tiempo para curarte.

Espero que estos consejos te ayuden a recuperarte del parto y disfrutar de esas preciosas primeras semanas con tu nuevo bebé.

¿Qué es lo más difícil para ti para recuperarte del parto? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Stock Photos from Rehan Qureshi/Shutterstock


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.