Quitar el pañal

Esta publicación puede contener enlaces de afiliados ~ Para saber más puedes visitar la política de divulgación.

A pesar de la multitud de artículos y publicaciones de blogs, e incluso de libros sobre la operación pañal, que hablan sobre cómo conseguir quitar el pañal a tu hijo en solo un fin de semana, el entrenamiento para llevarlo a cabo está totalmente fuera de tu control.

Lo sé, lo sé, eso es exactamente lo último que querías leer, pero en serio, después de quitar el pañal a 3 hijos, dos sobrinos y estar cerca de otros muchos hijos de amigos y vecinos, créeme: el entrenamiento para que un niño consiga ir al baño solito y quitar el pañal está más cerca de cuándo lo haces que de cómo lo haces.


El mejor momento para comenzar a quitar el pañal es cuando comienzan a mostrar signos de preparación, señales de que son capaces de controlar su vejiga y sus evacuaciones intestinales.

señales de que tu hijo está preparado para quitar el pañal

Como madre de 3 hijos veterana y enfermera, mi mejor consejo para los padres que tratan de quitar el pañal a su bebé es relajarse. Deja de preocuparte y deja de adelantar acontecimientos. Cada niño lo dejará a su debido tiempo, a su ritmo y cuando esté preparado. Lo mejor que puedes hacer como padre es observar las señales y fomentar el entrenamiento cuando empieces a verlas.

Uno de los mejores consejos que me han dado sobre el tema…

Ningún niño va a la universidad en pañales

Señales de que tu hijo está preparado para quitar el pañal

Odia los pañales sucios

En mi experiencia, una de las primeras señales de que el niño está preparado para ir al baño solo es que empieza a odiar los pañales sucios. Si bien esto no siempre ocurre en todos los niños, muchos que previamente se contentaban con sentarse y jugar con un pañal sucio, empiezan a hacer muecas, pueden volverse quisquillosos, evitar sentarse en él o pedir activamente que lo cambien.

Cómo podemos ayudarles en esta fase:  descubrí que cambiar los pañales a mis hijos tan pronto los ensuciaban, ayudaba a reforzar que los calzoncillos o las braguitas limpias eran lo ideal. De vez en cuando hacía comentarios sobre lo incómodo y desagradable que era tener un pañal sucio y reforzaba positivamente lo bien que se sentía uno cuando estaba limpio.

Menos pañales mojados

Cuando la cantidad de pañales mojados disminuye, puede ser una señal de que tu hijo está listo para el entrenamiento de ir al baño. Existe cierta mitología de que los niños y las niñas tienen edades diferentes para quitar el pañal, pero en realidad todo depende de cada niño en particular.

Un horario para quitar el pañal

Un horario regular de evacuación intestinal no solo es un signo de preparación para el entrenamiento, sino que también puede hacer que ese entrenamiento sea mucho más fácil. Si tu hijo comienza a ensuciar el pañal en un horario determinado, ése puede ser el momento.

Puede vestirse y desvestirse solo

Tu hijo tendrá mucho más éxito al aprender a usar el baño cuanto más independiente sea para vestirse y desvestirse. Si lo piensas bien, la capacidad de bajarse el pantalón, la ropa interior o quitarse el pañal, es una parte esencial para su aprendizaje. El hecho de poder vestirse y/o desvestirse por sí mismos es una gran señal de que nuestro hijo podría estar listo para la operación pañal.

Una vez que tu hijo muestra activamente estos signos, quizá sea un buen momento para comenzar a ir al baño y quitarle el pañal con éxito. Recuerda que cada niño tiene su propio ritmo y lo que a un niño le lleva un fin de semana, a otro puede costarle varios días. No es una carrera para llegar el primero.

Consejos rápidos para quitar el pañal con éxito

  • Comienza a usar palabras familiares para las funciones corporales. Se deben introducir palabras como: hacer caca, orinar, hacer pipí, ir al baño
  • Deja que elija su orinal especial. Conviértelo en un evento como de niño mayor.
  • Permítele elegir su ropa interior especial y anímalo a descubrir como se siente con su calzoncillos o braguitas «como los mayores».
  • Explícale que los escapes son normales. Trata de no reaccionar mal cada vez que tiene un escape, esto puede llevar a que tu hijo se aferre al pañal como una forma de evitar las emociones negativas en sus padres.
  • Hacer que ir al baño sea un juego divertido. Nos reiríamos corriendo al baño juntos cuando mi hijo mayor anunciaba su necesidad de ir, y se ponía un tatu en el brazo cada vez que conseguía llegar a tiempo.

¡Leer también puede ser una excelente manera de ayudar a los fieras y familiarizarlos con la jerga y los procesos del entrenamiento para ir al baño! Estos son algunos de mis libros favoritos sobre la operación pañal.

Producto disponible en Amazon.es

El viaje hacia el baño para entrenar a un niño comienza con la observación de signos de preparación y termina en algún lugar entre la intersección de la paciencia, la prueba y el error.

No todos los viajes son iguales, no te castigues cada vez que lees una historia de un niño que lo ha conseguido en dos días, yo he tenido 3 hijos y cada uno ha llevado su propio ritmo. Es un proceso de aprendizaje para ti y para tu niño, y cada niño es diferente.


¡Que os divirtáis! :D y recordad que también podéis seguirme en mi blog de viajes y en la página de Fans Disney España, además de en mi Instagram, allí os espero con más información y sorteos interesantes.
Instagram 

APÚNTATE Y NO TE PIERDAS NADA

Para enteraros de todo y no perderos ningún post, podéis suscribiros a nuestro Newsletter.

Recibe en tu e-mail todas las novedades

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.